Gemma González y Juanfran Escudero, dos jóvenes alicantinos en viaje de novios por Nueva York, han vivido en primera persona el paso del huracán Sandy por la Gran Manzana. Esta pareja alicantina se enteró el pasado sábado de que la gran tormenta se dirigía hacia ellos: “Nos avisaron un día antes y nos dijeron que no podíamos salir a la calle a partir de los seis de la tarde del domingo.

No teníamos tiempo para adelantar el regreso a Alicante y teníamos la esperanza de que el huracán se desviara de la zona de Manhattan”. Al final, Sandy no se desvió y obligó a cerrar los aeropuertos, con lo que Gemma y Juanfran tuvieron que retrasar la vuelta: “El lunes no avisaron de la cancelación y el hotel en el que nos alojaba nos subió al instante el precio de la habitación”. En ese momento, la pareja tomó la decisión de ir al aeropuerto y esperar allí la salida de su vuelo: “Faltaban dos horas para que cerraran los puentes y tomamos la decisión de ir al aeropuerto. El trayecto en taxi, con el huracán a las puertas, fue una aventura de película: ver calles y carreteras de Nueva York sin personas ni coches era algo impactante”. Ya en el aeropuerto, Gemma y Juanfran consiguieron que la compañía aérea les traslade el miércoles hasta España vía Barcelona.

Gemma explica que “gracias a la impresionante forma de ser de mi marido conseguimos plazas en el primer avión que sale de este país y con esa simpatía alicantina que le caracteriza logró que la compañía nos diera alojamiento y traslado a un hotel en el barrio de Queens”.

Aunque algo apartado de la zona más afectada, la primera noche en el hotel fue complicada “con cortes de electricidad y muchísimo aire. Tuvimos miedo porque estábamos sintiendo de forma directa la fuerza de Sandy”.

Al matrimonio alicantino le soprendió que “los neoyorquinos nativos estaban realmente asustados, cerrando comercios y desalojando viviendas en las primeras plantas. Sin embargo, los no nativos estaban más tranquilos y trabajando como un día normal. Durante el paso del huracán y después el ambiente es de una tensa calma, pero no paran de pasar ambulancias, camiones de bomberos, coches de Policía, excavadoras y volquetes”. Gemma y Juanfran se sienten unos afortunados, “porque otros españoles alojados en el mismo hotel no han tenido la misma suerte, No saben ni cómo ni cuándo van a salir del país. Ni siquiera dónde deben acudir para informarse”.

Gemma tiene claro que “gracias a la valentía por la decisión que tomamos en último momento y a la peripecia de mi marido, que sin saber mucho inglés, logró que Delta nos atendiera. Nos encontramos en una situación ‘privilegiada’ y ya tenemos nuestros billetes de vuelta”. Esta joven pareja lanza un mensaje de tranquilidad, agradecimiento y queja: “Queremos aprovechar la oportunidad que nos da el periódico La Verdad para agradecer todo el cariño que estamos recibiendo de familiares y amigos y mostrar nuestra queja porque si salimos de aquí es por nuestra fortaleza y no gracias a la embajada española en los Estados Unidos ya que en ningún momento se han puesto en contacto con nosotros”.

Fuente: Laverdad.es

Juanfran Escudero

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro Boletín

Sube tu video a la web o publica tu artículo

¿Te gustaría compartir tu creatividad con el mundo? Envía tu video o artículo haciendo clic en el botón de abajo.

Sube tu video